Noticias Nacionales Principal

Programa económico nacional acelera recuperación del aparato Productivo

MPPEF (5-10-2018).- Consciente del papel histórico y lo desafíos a futuro que tiene la Revolución Bolivariana en la geopolítica internacional, el vicepresidente sectorial de Economía y ministro de Industrias y Produccion Nacional, Tareck El Aissami manifestó que el Gobierno Nacional no permitirá que nuestro país se vuelva a convertir en una colonia.

“Venezuela no se va a rendir. No vamos a permitir que Venezuela de nuevo se convierta en una colonia, en un espacio para robar los recursos y favorecer a las elites dominantes de los Estados Unidos”, recalcó.

En este sentido, El Aissami aseguró que “la clase política que gobierna EEUU es una clase política guerrerista, que pretende imponer de nuevo la doctrina fallida de Monroe y tratar de dominar al mundo por la fuerza, por las amenazas”, haciendo especial referencia ejemplarizante una serie de sucesos como los ataques contra China, sanciones contra Rusia, y los bloqueos contra Turquía.

Incluso, aclaró que “hasta con los que le han servido a los EEUU, como la UE, han sido víctimas de maltratos, de abusos y de atropellos”.

Por lo tanto, El Aissami aseveró que “hemos aprendido la lección y ya hemos atravesado lo peor”, pero “ahora nos corresponde crecer económicamente y buscar la senda de la prosperidad del pueblo y buscar la estabilidad en lo político, lo económico, lo diplomático”, explicó.

El bloqueo de EEUU

Al hacer referencia a las medidas impuestas por EEUU, el vicepresidente sectorial de economía, resaltó que Venezuela, como nunca antes, salvo el caso Cuba, ha sido víctima de un bloqueo comercial, financiero, diplomático, diplomático, de tal magnitud, “(…) que se nos impide incluso a los sectores privados, no vinculados a las actividades públicas o del Gobierno, hacer transacciones en cualquier divisa en el exterior”, resaltando el carácter ilegal de dichas sanciones.

En este mismo orden de ideas, el alto funcionario denunció que EEUU persigue “las cuentas del Estado, cerraron todas las corresponsalías, todos los bancos americanos que tenían sedes y actividades bancarias y financieras en Venezuela y retiraron sus operaciones del país”.

“Además, no conformes con ello, persiguen las cuentas públicas y privadas en cualquier parte del mundo, una situación de barbarie”, agregó.

T/ Prensa Mindustrias